Arroz con cosas no es paella!


Posicionamiento en Valencia  

 

Se acerca el verano, vuelve el buen tiempo, y con él la Guerra por el posicionamiento en Valencia, la guerra del arroz! Valencia y su arroz son un referente gastronómico en todo el mundo. Tanta es la devoción y el orgullo que sentimos los valencianos por su plato por excelencia, la paella, que somos capaces de atacar cual jurado de Masterchef a cualquier “chefecillo” que se enorgullezca de un “arroz con cosas”.    

 

 

 

 

 

 

Esta religión no ha pasado desapercibida para dos de las principales marcas arroceras, Dacsa y La Fallera. Estas dos empresas, desde hace algunos años, parecen haber iniciado una carrera por mejorar su posicionamiento en Valencia y ser las líderes. La primera en iniciar la batalla fue La Fallera. Como Alemania, durante la II Guerra Mundial, decidió hacer del conflicto algo internacional. Con una estrategia de marketing de contenidos dirigida a los más jóvenes, eligieron cual comandante, al humorista Eugeni Alemany.  

 

Con un pequeño equipo de cámaras, idearon una estrategia de contenido que consistía en el utópico objetivo de conseguir el “emoticono” de paella para what’s up!. Con esta excusa iniciaron un viaje por EEUU que les proporcionó una gran variedad de contenidos y un potente mensaje para las redes sociales.

 

¿ Resultado?, Un éxito!.

Miles de visitas en Youtube, un completo seguimiento en redes y un gran retorno de la inversión… Una campaña viral! Tanto fue así, que continuando con la estrategia, realizaron un viaje a Japón con la idea de visitar al padre de los emoticonos y seguir generando contenidos y difusión.

 

I Guerra del Arroz, su posicionamiento en Valencia

 

Todo este movimiento despertó a Dacsa. La arrocera de Almassera no quería perder su posicionamiento en Valencia, así que optó por una campaña “para todos los públicos”. Con una estrategia de marketing de contenidos, que empleaba iconos de la cultura valenciana como el chef Salvador o Pep “El Botifarra”, buscaba un público más identificado con la cultura y las tradiciones valencianas y, aunque empleaba redes sociales, el mayor peso lo cedía a los medios tradicionales como TV o la prensa. En apoyo a su campaña de comunicación creo la Escuela de Paellas Dacsa (#escueladacsa), como herramienta para aumentar su repercusión y difusión.

 

El resultado fue una campaña más clásica, con una   estrategia de marketing de contenidos cuidado pero que       no llegó a la viralidad de su competidor.

¿Quién conseguirá ser líder?

Hoy las dos marcas siguen en lucha por su posicionamiento en Valencia. La Fallera, apoyada por los grandes resultados, volvió a repetir una estrategia de marketing continuó con la estrategia “emoji” y rentabilizó, con una nueva campaña, el logro de la paella como icono de what’s up. Este año ha apostado por las Fallas con el patrocinio de una mascletà. Con este cambio, no sabemos si está dando un giro a su estrategia o si por el contrario ha sido algo extraordinario para sumarse a las celebraciones de Las Fallas como “Patrimonio de la Humanindad”.  

 

Por su parte, Dacsa, ha decidido apostar por una Liga Oficial de Paella Dacsa con el objetivo de arrastrar a los aficionados a la cocina. Una estrategia, que si se mantiene constante, aunque no es tan vistosa puede ser más sólida, obtener un mejor posicionamiento y calar más en la sociedad. En este caso, las redes sociales están siendo una herramienta fundamental en la estrategia digital. Aunque aparentemente no tiene la viralidad de otras campañas, la participación de la gente ofrece una gran difusión “gratuita” de la marca.   Estas dos empresas y sus estrategias, parecen haber encontrado en las redes sociales el mejor lugar para conseguir ser las líderes. La Fallera con una comunicación más creativa y Dacsa con una estrategia no tan llamativa, pero que si se mantiene puede la puede convertir en líder.  

 

 

¿Quién hará el mejor socarrat?  

 

 


        
        Directorio de Agencia de Marketing
        

        

 


Comparte esta noticia: